Virtualización de servidores sin intermediarios

Programas de virtualización compilados dentro del kernel

El mayor contraste que pone en oposición los KVM VPS y prácticamente todos los demás modelos de virtualización de hardware es la propia tecnología de virtualización. Con la ayuda de KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en el anfitrión – en cambio las instrucciones del software necesarias se están compilando en el interior del sistema operativo de la máquina anfitriona. Esta es la forma de reducir al mínimo los recursos que normalmente se reservan cuando se trata de utilizar más aplicaciones y en cambio deja estos recursos libres para los huéspedes creados en el servidor. La ausencia de el tal nivel de comunicación adicional también reduce los valores de timeout de entrada y salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficiente

Asignaciones de servidor a su completa disposición

Con la eliminación de la sobrecarga que equivale a la existencia de una capa de virtualización complementaria a través de la cual se encamina todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM podrían obtener los beneficios de un algoritmo de explotar los recursos del servidor considerablemente mejor. Los directrices de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el kernel del sistema operativo del anfitrión, lo que quiere decir que todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor directamente. La menor redundancia en la comunicación se traduce en un mejor desempeño en situaciones reales frente a los demás sistemas virtualizadores.
Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficiente

Un máximo grado de control cuando se trata del SO

La libertad ilimitada de subir el sistema operativo que le apetezca

Lo que normalmente se interpreta como un punto débil de los Servidores VPS, si se les compara con los servidores dedicados, suele ser el propio sistema operativo – normalmente usted no puede instalar un SO si este no entra en una lista de SOs que mantiene su proveedor. Con un Servidor Privado Virtual KVM, no obstante, usted puede – instalar prácticamente un sistema operativo cualquier que se conforme con las características del servidor y el hardware del servidor madre. Lo que es posible como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del sistema operativo del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, que suele ser parte de muchas otras soluciones de virtualización.
Un máximo grado de control cuando se trata del SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL